La gran mentira de que las grandes empresas pagan pocos impuestos.

LA GRAN MENTIRA DE QUE LAS GRANDES EMPRESAS PAGAN POCOS IMPUESTOS EN ESPAÑA.

Mucho se viene hablando en los últimos tiempos sobre la supuesta cara dura que tienen las grandes empresas españolas, especialmente las del IBEX 35, a la hora de no tributar en España. Desde algunos sectores alejados totalmente de la realidad, por exceso o por defecto, se utiliza malintencionadamente el tipo efectivo del Impuesto de Sociedades para poner el grito en el cielo, cuando en realidad este es  un indicador perverso a la hora de comparar la tributación de este perfil de empresa con otras de menor tamaño.

TRES FACTORES A TENER EN CUENTA

En primer lugar, para poder comparar la tributación de las empresas es necesario manejarse con tres conceptos financiero-contables que se escapan al control de la sociedad en general, por ser lenguaje técnico sobre el que se necesita profundizar: créditos fiscales, consolidación y doble imposición.

Por orden.

CRÉDITOS FISCALES

Los créditos fiscales, los más visuales, son los que adquieren las empresas (a mayor volumen de negocio, obviamente mayor es el crédito fiscal) cuando incurren en pérdidas. La famosa cuenta 121 del Nuevo Plan General de Contabilidad (Ley 16/2007, de 4 de Julio), que derogaba al del año 91, y en la que se registran los “créditos por pérdidas a compensar de ejercicios anteriores”.

Cuando llegan las crisis económicas, la recaudación por Impuesto de Sociedades se desploma debido a la caída de la actividad y la reducción de los excedentes de las empresas, pasando muchas de ellas a números rojos y generando derechos de compensación que se harán efectivos una vez lleguen los resultados positivos en épocas de recuperación. Es esa la razón por la que este impuesto muestra un comportamiento un tanto más errático que el IRPF, con una evolución lenta.

Es en épocas de recuperación en las que las grandes empresas compienzan a aplicar dichos créditos fiscales a sus cuentas de resultados, minorando los tipos efectivos sobre el margen bruto de explotación.

Aquí ya aparece el primer envite en términos de menor tipo efectivo.

CONSOLIDACIÓN

Las grandes corporaciones poseen multitud de pequeñas empresas, con personalidad jurídica propia y sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades, que liquidan por separado con respecto de la matriz principal. A tal efecto, una vez los excedentes netos son incorporados a los balances del Grupo matriz, la base imponible se infla sin que suponga un pago de impuestos ya que dichos impuestos ya han sido previamente liquidados y, por tanto, a igual cuota impositiva, con mayor base, el tipo efectivo vuelve nuevamente a reducirse, circunstancia que no sucede en las PYMES.

DOBLE IMPOSICIÓN

La característica principal de las grandes empresas es que su producción de bienes y servicios está totalmente deslocalizada. No solamente en el territorio nacional sino a nivel internacional. Por ejemplo, Iberdrola es la primera potencia mundial en producción energética de renovables. A cierre de los primeros nueve meses de 2019, el grupo Iberdrola tiene más  más de 50.100 MW (megavatios) de capacidad instalada, de los que un 68% está libre de emisiones. Del total de la capacidad, el 62% corresponde a energías renovables, el 27% a ciclos combinados de gas, el 6% a nuclear, el 3% a cogeneración y el 2% restante a carbón.

Iberdrola factura a través de la matriz y de sus filiales en más de 20 países de todo el mundo y liquida sus impuestos en cada uno de los países que opera. Al incorporar los excedentes a la matriz principal, éstos están exentos de impuestos nuevamente conforme a los tratados internacionales de libre comercio y doble imposición de tal forma que si paga impuestos en EE UU sobre su resultado bruto de explotación, ya no debe de pagarlos en España. Lo mismo sucede viceversa.

Eso, nuevamente, infla la cuenta de resultados, su margen bruto y su base, sin que tenga que pagar nuevamente impuestos por la incorporación de los excedentes procedentes de otros países, lo que nuevamente supone el que el tipo efectivo se reduzca y mucho.

ImageENTONCES, ¿QUÉ TIPO EFECTIVO PAGAN SOBRE SU MARGEN BRUTO DE EXPLOTACIÓN?

No obstante lo anterior, lo que hay que tener en cuenta es que las grandes corporaciones no solamente pagan el impuesto de sociedades sino que, además, están sujetas a todo un botón fiscal de dimensiones colosales que termina por cercenar, nos guste o no, sus resultados contables. Su modelo de producción, presente en todas y cada una de las regiones de los países en los que operan y, por tanto, han de pagar tributos, tasas, licencias, permisos, asideros fiscales, etc, etc… tanto a nivel local como regional, en cada localidad y región en la que operan.

Algunos estudios internacionales, como el prestigioso Paying Taxes de Price Waterhouse Cooper (PwC) indican que el tipo efectivo sobre el resultado bruto de explotación de las empresas españolas (media del total, grandes y pequeñas), alcanza algo más del 46 % tras sumar toda esa retahíla de imposiciones fiscales. Así las cosas, la Universidad Autónoma de Barcelona y Think Thank Civismo, organizaciones nada sospechosas de ser pro-gran empresa, han realizado varios análisis en los que se demuestra que las PYMES españolas pagan un 49,67 % en impuestos sobre el RBE mientras que las grandes corporaciones contribuyen con un 61,57 %, es decir, no solamente uno de los tipos efectivos más altos de Europa sino, además, una auténtica barbaridad que limita su capacidad de reinvertir beneficios, sobre todo en +D+I.

CONCLUSIONES

Por tanto, y a la vista de estos datos, que no son míos por supuesto, la información que circula en ciertos mentideros profesionales acerca de que las grandes corporaciones españolas pagan pocos impuestos (menos que las PYMES) o, directamente ninguno, es falsa. Falsa información que es deliberadamente utilizada para engañar a la gente.

Raúl Linuesa Montero

Licenciado en Economía, Universidad de Valencia.

Fuente principal: Paying Taxes 2018 (PWC)

Esta web utiliza cookies de navegador. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Aceptar | Más información