1 de septiembre, celebración de la festividad de la Virgen del Puig, Patrona del Reino de Valencia desde el S. XIII

Virgen del Puig-1cd35832

Cuenta la leyenda que las tropas cristianas asentadas en el Puig, pequeña montaña al norte de Valencia, cuando preparaban la conquista de esta ciudad en el año 1237, se halló en aquel lugar un relieve de piedra representando a la Madre de Dios, de estilo bizantino.

El hallazgo dió tales ánimos a las huestes del rey Don Jaime I el Conquistador que vencieron, en desigual combate, en los mismos campos del Puig, llamado desde entonces de Santa María, a las tropas musulmanas, y luego se adueñaron de Valencia.

El rey cristiano atribuyó la conquista al favor de la Santísima Virgen; por eso la proclamó patrona del reino reconquistado y, de inmediato, hizo levantar en aquel lugar un santuario que se encomendó a los religiosos de la Orden de la Merced.

Según se cuenta, el lugar del hallazgo le fue señalado a San Pedro Nolasco por siete estrellas que brillaban sobre el Puig.

La Sagrada Imagen muestra a la Virgen con la cabeza inclinada hacia el Hijo, éste se encarama en actitud de darle un beso, rodeando el  cuello con su brazo. Es el símbolo de la Maternidad de María. La Imagen de El Puig es Ícono de María, Madre de Dios, de un Dios Encarnado, hecho Niño, hecho hombre, hecho carne. Por eso, la actitud de Madre e Hijo realzan el simbolismo iconográfico del carácter maternal de María.

La imagen representa a la Madre de Dios “in sede maiestatis”, sentada en su trono, sin corona, sin joyas. Aunque se aprecian una cierta desproporción en algunos elementos como manos, cabeza de la Virgen, barbilla… todo en Ella es solemne: manto azul forrado de rojo, túnica dorada, estrellas en la frente y en los hombros, calzado puntiagudo de color púrpura; el Niño vestido con túnica dorada y amplia dalmática con anchas mangas de color castaño.

Cuenta la Santa Leyenda, que los ángeles esculpieron la imagen en una piedra del Sepulcro de la Virgen, cómo posteriormente, la trasladaron hasta este lugar, donde se construyó un monasterio y donde la veneraron hasta la invasión musulmana acaecida en el año 711. Pasaron pues, 526 años, en que la sagrada imagen estuvo sepultada bajo una campana

Desde entonces el Puig de Santa María ha sido centro de peregrinaciones y corazón de las tierras valencianas.

La imagen de Santa María fue coronada canónicamente el 9 de octubre (aniversario de la conquista de Valencia) del año 1954

El 10 de mayo de 1961 el papa Juan XXIII tuvo a bien nombrar a la Virgen de los Desamparados como Patrona de Valencia y su Reino, desbancando así a la histórica figura de la Virgen del Puig como Patrona.

Este hecho fue un agravio para muchos valencianos, y, en especial, para las gentes del Puig de Santa María (cerca de Puzol), quienes, siguen considerando a la Virgen del Puig la Patrona de todos los valencianos

El socarrat adjunto es una interpretación de esa imagen bizantina, que tiene la particularidad de tener al  niño en la parte derecha de la Virgen, y no en la izq. como es costumbre en la iconografía.

“El Regalo Perfecto del S.XXI … nacido en el S.XII”

www.socarratartesania.es

 

 

Esta web utiliza cookies de navegador. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Aceptar | Más información